El Poder Silencioso De La Meditación

La meditación es un gran viaje, no un destino! Parte 1. 

Empiezo con este primer articulo, una serie de seis entregas sobre el poder silencioso de la meditación. Aprende a Meditar de la forma más sencilla posible. Muchas veces hablamos de la meditación como si fuera algo muy lejano y difícil de conseguir, como algo destinado sólo unos pocos maestros que llevan toda su vida preparándose y parece que meditar es inaccesible para el resto de los mortales… No hay nada más equivocado.


Tabla de Contenidos

  • Qué es meditar
  • ¿Para qué aprender a meditar?
  • Beneficios de aprender a meditar
  • Meditación guiada para principiantes

Qué es meditar

Según el XIV Dalai Lama meditar es:

La meditación es la disciplina en la que se cultiva la familiarización con el objeto de meditación escogido para poder obtener cierta estabilidad mental, que es necesaria para permanecer en un punto de la realidad. Gradualmente conseguiremos dominar nuestra mente.

Meditar es una disciplina, por lo tanto exige que la practiques de una forma continuada. Desde la primera sesión vas a notar cómo meditar te relaja, pero si quieres de verdad observar los beneficios de la meditación tienes que ser constante. Es más importante que medites 5 minutos al día que una hora a la semana.

La meditación es un proceso, no un objetivo por si mismo. Meditar nos lleva a conquistar el control de nuestra mente que es el auténtico fin. En el artículo sobre los 9 niveles del camino a la paz mental encontrarás una ilustración de cuáles son esos pasos que nos llevarán a ser los dueños de nuestros pensamientos y de nuestra mente. No te lo pierdas, es uno de los artículos más visitados de nuestro blog.

Permanecer en un punto de la realidad; porque al contrario de lo que se piensa la meditación no es luchar por no pensar en nada. Es una de las ideas preconcebidas sobre lo que es meditar que  debes apartar de tu mente. Como dice el Dalai Lama durante la meditación se lleva a cabo poniendo el foco en un objeto de meditación que puede ser un objeto físico, la respiración, nuestro propio cuerpo, los pensamientos que nos van asaltando…

Al igual que  ocurre con la palabra “rezar”, es muy difícil concretar qué es meditar, porque existen muchos tipos de meditaciones, e incluso me atrevería a decir, que en cada persona la meditación tiene un significado diferente. Es uno de esos casos en los que el concepto es mucho más grande que lo que podemos explicar con palabras. Si tuviese que explicárselo a un niño le diría que meditar es hacer que su mente sea el capitán de un barco, y el juego es intentar llevar el barco a una isla tranquila y serena, disfrutando del sonido de las olas del mar, la calidez del sol y notando como la brisa llena los pulmones.

¿Para qué aprender a meditar?

aprender a meditar

Aprender a meditar es un camino y no tienes que tener prisa por llegar a metas muy elevadas. Sólo tienes que aprender a dar esos primeros pasos, que casi siempre son los más difíciles.

Te animo a que te ilusiones de verdad y te comprometas a aprender a meditar. Te aseguro que merecerá la pena. Los beneficios de la meditación son muchos, pero quizá el más importante es que te va a ayudar a conectar contigo mismo. Y eso es algo que agradecerás el resto de tu vida. Por eso siempre digo que meditar también tiene sus peligros, y es que el proceso de conocerte a veces es difícil.

Qué deprisa vamos a todos lados. Muchas veces cuando voy por la calle me detengo a observar a la gente y pienso ¿a dónde vamos tan rápido?¿Por qué esas prisas?¿Por qué ir con la música a tope o hablando con el móvil? Parece que nos da miedo quedarnos a solas con nosotros mismos, con nuestros pensamientos. Por eso llenamos nuestra cabeza de ruido. No vaya a ser que me encuentre con una voz interior que me diga algo que no quiero escuchar. ¿Qué es lo que te incomoda de estar contigo mismo?

Aprender a meditar es una de las cosas más maravillosas que te puede pasar porque ese momento en el que te encuentras contigo mismo y eres capaz de mirarte cara a cara y quererte de verdad va a cambiarlo todo. Encontrarás en ti mismo la mejor compañía del mundo, y allá donde vayas no habrá miedo ni incomodidad, porque estés donde estés, sabes que estás bien contigo mismo. Es una maravilla.

Meditar no es un fin en si mismo, sino es el medio para algo aún más grande: vivir en estado meditativo, que no es otra cosa que aprender a vivir de otra forma. Seguro que has oído hablar del mindfulness ¿verdad? Pues es precisamente eso.

El mindfulness o estado meditativo consiste en vivir la vida disfrutando del presente, aprendiendo a potenciar y controlar nuestras sensaciones y emociones. Renunciando a vivir del pasado y sus innumerables tormentos y evitando pensar en un futuro y su incertidumbre. El futuro empieza hoy y de ti depende lo que pase. Pero ese futuro depende de tu yo presente y eso es lo único que importa.

No sé si lo sabes pero la mayoría de los episodios de angustia, ansiedad y malestar se producen porque estamos pensando en algo relacionado con el pasado o con el futuro. Y nuestra angustia viene de no poder controlarlo. El mindfulness que se consigue con la práctica de la meditación te ayudará a poner las cosas en su sitio y vivir con serenidad y calma. En definitiva, con paz interior.

Serenidad, tranquilidad y calma. Si tuvieras que hacer una receta para ser feliz ¿No pondrías esos ingredientes? Seguro que si.

Pero la meditación no es algo mágico o que produce efectos sorprendentes sin ningún motivo. El secreto está en una sola cosa: nuestro cerebro no puede pensar en dos cosas al mismo tiempo. Es así, está científicamente probado. Si consigues aprender a dominar tu mente, podrás hacer de tu vida lo que quieras. Meditar te ayuda a cambiar el flujo de tus pensamientos y tu diálogo interior. Quien controla su mente controla su vida.

Pero ojo, no estoy diciendo que la meditación nos convierta en robots, o que nos enseñe a convertirnos en seres fríos y controladores. Todo lo contrario. Eso está muy lejos de vivir en plenitud.

Recuerda que te he comentado que la meditación te enseña a disfrutar del momento presente y potenciar tus sentimientos y emociones. Meditar saca la mejor versión de ti, y en nuestro artículo de Cómo la meditación cambia el cerebro, ya hablamos de que investigadores de Harvard han demostrado que científicamente la meditación nos hace más empáticos hacia los demás y aumenta nuestra compasión.

Es algo completamente lógico: cuando aprendes a identificar cada uno de tus sentimientos y sensaciones es normal que te sea más fácil reconocerlos en otros y ponerte en su lugar. Y eso no te debilita, te enriquece.

¿Para qué aprender a meditar? Para vivir plenamente. Para saborear, para sentir, para contemplar… para todo.

Me parece tan importante que creo que desde pequeños nos deberían enseñar a meditar en los colegios, y por supuesto en nuestras propias casas. Les apuntamos a fútbol, a música, les ayudamos a aprender a sumar, les damos las normas básicas de educación… pero la vida cada vez está más difícil, y para ellos también. Y su felicidad (y probablemente su éxito) no va a depender de sus cualidades, sino de su fuerza y serenidad interior. Hay que enseñarles a disfrutar, a que la vida es cambio, a ser fuertes ante la adversidad, a ser positivos. No hay nada mejor que les podamos dar a los niños que serenidad y paz interior.

Beneficios de aprender a meditar

Además de los aspectos positivos de meditar que  ya te he contado, la meditación te va a proporcionar innumerables beneficios como:

  • Meditar mejora la salud y estimula los procesos autocurativos
  • Aumenta la concentración y la atención
  • La meditación te ayuda a conocerte a ti mismo
  • Potencia el sentido del humor y la sensación de bienestar
  • Aumenta la empatía y la compasión
  • Mejora la calidad del sueño. (Mira nuestro artículo de meditación para dormir mejor)
  • Aporta tranquilidad y serenidad
  • Reduce el estrés y la ansiedad
  • La meditación previene la depresión
  • Meditar alivia el dolor
  • Meditar proporciona seguridad en uno mismo.
  • La meditación aumenta tus energías y tu posibilidad
  • Te ayuda a disfrutar más del día a día
  • Meditar te enseña a relativizar los problemas, y dar importancia a las cosas verdaderamente importantes
  • La meditación abre tu mente. Estarás más activo y aprender te será más fácil
  • La meditación aumenta la concentración
  • Meditar aumenta la autoestima
  • La meditación proporciona lucidez y aumenta la creatividad
  • Mejora el desarrollo de las actividades cotidianas

Como ves, merece la pena aprender a meditar. No tienes nada que perder y mucho que ganar. De verdad que es algo que te cambiará la vida.

Espera nuestro siguiente articulo.


 << Pensamiento Lateralr           ﴾ ∞ ﴿           Terapia Con Música de La Metro Radio >>


Sobre el autor:
Maitri Asana Das 
Maitri Asana es un escritor independiente cuya pasión es observar a las personas y aprender una lección de cada encuentro. Es Psicólogo Universidad Nacional de Colombia. Coach Vivencial y Motivador en Desarrollo Personal. Comunidad Budista Kalyanamitra de Shambala. Miembro de la Familia Vrinda, discipulo de B. A. Paramadvaiti Swami Maharaj. Conéctese con el en  Coach Life, un blog de autodesarrollo para buscadores espirituales, donde comparte sus pensamientos de manera permanente.