La Terapia Conductual

Como su nombre indica, la Terapia Conductual se centra en el comportamiento humano y mira para erradicar el comportamiento no deseado o la mala adaptación. Normalmente este tipo de terapia se utiliza para las personas con problemas de comportamiento o problemas de salud mentales que implican un comportamiento no deseado. Ejemplos de esto incluyen las adicciones, ansiedad, fobias y el trastorno obsesivo-compulsivo (TOC).

La Terapia Conductual es un tratamiento basado en la acción que tiene como objetivo promover el cambio de comportamiento positivo. Otras terapias como la terapia psicoanalítica tienden a ser más centrada en el conocimiento y profundizar en el pasado. En la terapia conductual, el pasado sigue siendo importante, ya que a menudo revela dónde y cuándo surgió el comportamiento no deseado, sin embargo, se centra más en el comportamiento actual y en las formas en que se puede rectificar.

La premisa detrás de la Terapia Conductual es que el comportamiento puede ser aprendido y a la vez modificado. El objetivo es ayudar al individuo a aprender nuevos comportamientos positivos, que reduzcan al mínimo o eliminar el problema.

Hay dos principios fundamentales que constituyen la base de la Terapia Conductual – condicionamiento clásico y el condicionamiento operante.

Contenido 

  • 1 El condicionamiento clásico
  • 2 Condicionamiento operante
  • 3 La Terapia Conductual para los problemas de salud mental

El condicionamiento clásico

La Terapia Conductual que se basa en el condicionamiento clásico utiliza una serie de técnicas para llevar a cabo el cambio de comportamiento. Originalmente, este tipo de terapia se conoce como la modificación del comportamiento, pero en estos días que normalmente se conoce como análisis de conducta aplicada. Los diversos métodos de cambio de comportamiento incluyen:

  • Inundación: La inundación es un proceso que se utiliza generalmente para las personas con fobias y ansiedad y consiste en exponer al individuo a objetos/situaciones que tienen miedo de una manera intensa y rápida. La idea es que la persona no pueda escapar el objeto/situación durante el proceso y por lo tanto debe enfrentarse a su miedo. Obviamente, este método sólo puede ser adecuado para determinadas situaciones.
  • Desensibilización sistemática: Esta técnica funciona en una premisa similar a la anterior, sin embargo, es más gradual. Como terapeuta puedo empezar por invitar a la persona a escribir una lista de los temores que tiene. Una vez que esta lista está escrita, le enseño técnicas de relajación para que el individuo utilice mientras piensa en la lista de temores. Este emparejamiento del elemento que induce al miedo y el comportamiento de relajación, tiene como objetivo eliminar la fobia o ansiedad.
  • La terapia de aversión: Se fundamenta en erradicar el comportamiento indeseable acompañándolo de alguna forma de estímulo aversivo con el objetivo de reducir el comportamiento no deseado. Un ejemplo de cómo esto se utiliza es cuando un alcohólico se prescribe un determinado fármaco que induce náuseas, ansiedad y dolores de cabeza cuando se combina con alcohol. Esto significa que cada vez que la persona bebe, consiguen efectos secundarios negativos.

Condicionamiento operante

El condicionamiento operante utiliza técnicas como el refuerzo positivo, el castigo y el modelado para ayudar a modificar el comportamiento. Las siguientes estrategias pueden ser utilizadas dentro de este tipo de terapia:

  • La economía de fichas: Esta estrategia se basa en el refuerzo positivo: se ofrece los individuos fichas que pueden ser canjeadas por privilegios o elementos deseados cuando se exhibe un comportamiento positivo. Esta es una táctica muy usada por padres y profesores para ayudar a mejorar el comportamiento de los niños.
  • Manejo de la contingencia: El manejo de contingencias implica un contrato escrito entre el terapeuta y el individuo que describe las metas, recompensas y sanciones. Tener este tipo de acuerdo claro ayuda a cambiar el comportamiento y agregar un sentido de la responsabilidad.
  • Modelado: Modelado implica aprender mediante la observación y la imitación de los demás. Tener un modelo positivo puede dar a las personas algo para aspirar a lo que les permite cambiar su comportamiento para que coincida con su modelo de vida.
  • Extinción: La extinción funciona mediante la eliminación de cualquier tipo de refuerzo para el comportamiento negativo. Un ejemplo de esto sería un niño que posee mal comportamiento. Sacándolo de la situación (y la atención asociada al mismo) el comportamiento debe parar.

La Terapia Conductual para los problemas de salud mental

La Terapia Conductual funciona mejor para las condiciones de salud mental que provocan un comportamiento no deseado. Ejemplos de esto serían adicciones, ansiedad, fobias y TOC. En muchos casos la Terapia Conductual funciona bien por sí misma, sin embargo muchos terapeutas encuentran que las terapias de integración (como la terapia cognitivo-conductual) resultan más eficaces para el tratamiento.


Pero, que es el conductismo?

La Psicología Conductual, también conocida como la Psicología del Comportamiento, es una teoría del aprendizaje basada en la idea de que todos los comportamientos se adquieren a través de la interacción del individuo con el medio ambiente. Los conductistas creen que nuestras respuestas a los estímulos ambientales dan forma a nuestras acciones.

Según esta escuela de pensamiento, el comportamiento puede ser estudiado de manera sistemática y observable, con independencia de los estados mentales internos.

Los conductistas estrictos creen que toda persona puede ser entrenada para realizar cualquier tarea, independientemente de los antecedentes genéticos, rasgos de personalidad y pensamientos internos (dentro de los límites de sus capacidades físicas). Sólo se requiere el condicionamiento correcto.

Contenido

  • 1 Breve historia del Conductismo
  • 2 El Condicionamiento Clásico
  • 3 El Condicionamiento Operante (Condicionamiento Instrumental)
  • 4 Pensadores influidos por la psicología del comportamiento
  • 5 Puntos fuertes del Conductismo
  • 6 Puntos débiles del Conductismo
  • 7 La Psicología del comportamiento en relación a otras perspectivas

Breve historia del Conductismo

El conductismo surgió por primera vez en 1913 de la mano de John Broadus Watson, considerado el “padre” del conductismo, gracias a su artículo “Como ve la psicología un conductista”. Una de sus citas más famosas es:

Dadme una docena de niños sanos, bien formados, para que los eduque, y yo me comprometo a elegir uno de ellos al azar y adiestrarlo para que se convierta en un especialista de cualquier tipo que yo pueda escoger —médico, abogado, artista, hombre de negocios y, sí, incluso mendigo o ladrón— independientemente de su talento, inclinaciones, tendencias, aptitudes, vocaciones y raza de sus antepasados.

En pocas palabras, los conductistas más radicales creen que todos los comportamientos son el resultado de la experiencia.

Según esta teoría, cualquier persona, independientemente de sus antecedentes, puede ser entrenada para actuar de una determinada manera, con la ayuda del condicionamiento del comportamiento.

Desde aproximadamente 1920 hasta mediados de la década de  los 50, el conductismo se convirtió en la escuela de pensamiento dominante en la psicología. Algunos sugieren que la popularidad de la psicología del comportamiento se debe al deseo de establecer la psicología como una ciencia objetiva y medible. Los investigadores estaban interesados ​​en la creación de teorías que pudieran ser descritas con claridad y medir empíricamente, pero también con el la intención de establecer las bases de cómo influenciar en el comportamiento humano.

Existen dos tipos principales de condicionamiento:

El Condicionamiento Clásico

El condicionamiento clásico consiste en el emparejamiento de un estímulo previamente neutral (como el sonido de una campana) con una respuesta no condicionada (salivar al sentir el olor de los alimentos).

En el famoso experimento de Ivan Pavlov, un estímulo no condicionado como es el ruido de una campana, activaba automáticamente la salivación en la boca de los perros como respuesta a la comida después de asociar este estímulo neutro con la llegada de la comida (respuesta incondicionada). Tras realizar esta asociación, el sonido de la campana pasa a ser un estímulo condicionado, y salivar en respuesta a la campana se conoce como respuesta condicionada.

I. Pavlov: Condicionamiento Clásico

Características que le diferencian del Condicionamiento Operante

  • Fue descrita por primera vez por Ivan Pavlov, fisiólogo ruso
  • Consiste en colocar una señal neutra antes de un reflejo
  • Se centra en reflejos involuntarios y conductas automáticas

El Condicionamiento Operante (Condicionamiento Instrumental)

El condicionamiento operante se centra en el uso de un refuerzo o castigo para aumentar o disminuir una conducta. A través de este proceso, se forma una asociación entre el comportamiento y las consecuencias de ese comportamiento.

Por ejemplo, imaginemos que un entrenador está tratando de enseñar a un perro a buscar una pelota. Cuando el perro logra coger la pelota, el perro recibe elogios como recompensa. Cuando el animal no puede recuperar la pelota, el entrenador no le dice nada. Con el tiempo, el perro forma una asociación entre su comportamiento de ir a buscar la pelota y recibir la recompensa deseada.

Características que le diferencian del Condicionamiento Clásico

  • Fue descrita por primera vez por BF Skinner, un psicólogo estadounidense
  • Consiste en la aplicación de refuerzo o castigo después de un comportamiento
  • Se centra en el fortalecimiento o debilitamiento comportamientos voluntarios

Pensadores influidos por la psicología del comportamiento

Además de los ya mencionados, hay una serie de destacados teóricos y psicólogos sobre los que la Psicología Conductual dejó una marca indeleble. Entre ellos se encuentran  Edward Thorndike, psicólogo pionero en el desarrollo de test psicológicos, y Clark Hull, quien propuso la teoría de la unidad de aprendizaje y demostró que sus teorías podían predecir y controlar el comportamiento.

Puntos fuertes del Conductismo

El conductismo se basa en las conductas observables, lo que a veces es más fácil de cuantificar y de recoger datos cuando se realiza una investigación.

Este enfoque a menudo es muy útil para cambiar las conductas inadaptadas o perjudiciales, tanto en niños como en adultos.

Existen numerosas técnicas terapéuticas eficaces, como la intervención intensiva del comportamiento, el análisis de comportamiento o la economía de fichas, entre otros.

Puntos débiles del Conductismo

Muchos críticos afirman que el conductismo es un enfoque unidimensional para la comprensión de la conducta humana. Sugieren que las teorías de comportamiento no tienen en cuenta la libre voluntad ni las influencias internas, tales como estados de ánimo, pensamientos y sentimientos. Además, tampoco explica cómo se generan otros tipos de aprendizaje que se producen sin el uso de refuerzo y el castigo. Por otra parte, las personas y los animales pueden adaptar su comportamiento cuando se introduce una nueva información, incluso si ese comportamiento se estableció a través del refuerzo.

La Psicología del comportamiento en relación a otras perspectivas

Uno de los principales beneficios del conductismo es que permitió a los investigadores estudiar el comportamiento observable de una manera científica y sistemática. Sin embargo, muchos pensadores afirman que se quedó corto al pasar por alto algunas influencias importantes en el comportamiento. Para Freud, por ejemplo, el conductismo fallaba por no tener en cuenta los pensamientos de la mente inconsciente, así como los sentimientos y deseos que influyen en las acciones de las personas. Otros pensadores, como Carl Rogers y otros psicólogos humanistas, creían que el conductismo era demasiado rígido y limitado, al no considerar en la importancia de las acciones personales.


 << Terapia de Aceptación y Compromiso           ﴾ ∞ ﴿           Terapias Psicoanaliticas >>