La Terapia Psicodinamica

La Terapia Psicodinámica u orientación psicodinámica como también se le conoce, es un enfoque terapéutico que abarca el trabajo de todas las terapias analíticas. Sus raíces se encuentran predominantemente en el enfoque del psicoanálisis de Freud, pero Carl Jung, Alfred Adler, Otto Rank y Melanie Klein están ampliamente reconocidos por desarrollar aún más el concepto y la aplicación de la psicodinámica.

Al igual que el Psicoanálisis y la Terapia Psicoanalítica, el objetivo de la terapia es llevar la mente inconsciente a la conciencia, ayudar a los individuos a entender sus verdaderos sentimientos, profundamente arraigados con el fin de resolverlos. Se considera que nuestro inconsciente se aferra a sentimientos y recuerdos dolorosos, que son demasiado difíciles para que la mente consciente los pueda procesar. Con el fin de asegurar que estos recuerdos y experiencias no salgan a la superficie, mucha gente va a desarrollar defensas, tales como la negación y proyecciones. De acuerdo con la Terapia Psicodinámica, estas defensas se suelen hacer más daño que beneficio.

Mientras que comparte los mismos principios fundamentales del psicoanálisis, la Terapia Psicodinámica es mucho menos intensiva, centrándose principalmente en los problemas inmediatos y tratando de encontrar una solución más rápida.

¿Cómo funciona la Terapia Psicodinámica?

El enfoque psicodinámico se guía por el principio fundamental de que la mente inconsciente alberga sentimientos y recuerdos de raíces profundas que pueden afectar a nuestro comportamiento. Como terapeuta psicodinámico elaboro con base en esto, distintas formas específicas de contexto, que varían las técnicas y estilo de terapia para el individuo. Mantengo una relación de igualdad con mi cliente, adoptando la actitud de aceptación incondicional y con el objetivo de desarrollar una relación de confianza. Esto anima al cliente a abrir y explorar cuestiones sin resolver y los conflictos ocultos en su inconsciente que están afectando a su estado de ánimo y el comportamiento.

Con el fin de ayudar al cliente a entender lo que sus alteraciones son inconscientes y cómo funciona su mente, como terapeuta psicodinámico hago uso de técnicas similares utilizadas en el psicoanálisis y la terapia psicoanalítica. Estos se enumeran a continuación:

  • Asociación libre: Esta técnica consiste en que el cliente hablara libremente – decir las primeras cosas que vienen a la mente-. No hay ningún intento de dar forma a las ideas antes de que se digan, ni los clientes dicen las cosas de una estructura de la historia lineal. La espontaneidad permite verdaderos pensamientos y sentimientos que surgen sin ninguna preocupación por dolorosa, ilógica o tonta que me puedan sonar como terapeuta.
  • Transferencia terapéutica: Es dar un cambio de dirección de los sentimientos de una persona – especialmente los que inconscientemente se han retenido desde la infancia – sobre mi como su terapeuta. Los clientes sienten a menudo una atracción amorosa hacia su terapeuta, pero esta transferencia puede manifestarse de muchas otras formas, tales como el odio, la desconfianza, la dependencia extrema y la rabia. A través del reconocimiento y la exploración de esta relación, el cliente puede comenzar a entender sus sentimientos y resolver cualquier conflicto con las cifras de su infancia.
  • Interpretación: Como terapeuta me mantengo relativamente tranquilo durante todo el tratamiento, pero de vez en cuando intercalare pensamientos o interpretaciones de los temas que el cliente elige para discutir. La aplicación de estas interpretaciones dependerá de mi conciencia como terapeuta, del estado y la capacidad mental del cliente para integrar materiales que no son conscientes.

En última instancia, me corresponde como terapeuta ayudar a los clientes a aprender nuevos patrones de comportamiento y formas de pensar que promuevan el desarrollo personal y el crecimiento; ayudarles a superar las limitaciones causadas por sentimientos inconscientes. En general, este proceso tiende a ser rápido y centrado en soluciones, y las sesiones se llevarán a cabo una vez por semana, con una duración de unos 50 minutos. La terapia psicodinámica busca resolver los problemas más inmediatos.

¿Quién puede beneficiarse de la Terapia Psicodinámica?

El enfoque psicodinámico está diseñado para ayudar a las personas con una amplia gama de problemas, pero tiende a ser más eficaz en el tratamiento de temas más específicos, como los trastornos de ansiedad (por ejemplo, fobias y trastornos obsesivos compulsivos).

También es apropiada para quienes están realmente interesados ​​en la exploración de sí mismos, y buscar el auto-conocimiento, además de alivio de los síntomas. Tendrán la capacidad de auto-reflexión y una curiosidad natural de su interior y por qué se comportan como lo hacen. Por ejemplo, alguien que mantiene la elección de parejas abusivas puede querer aprender cómo romper ese patrón mediante la exploración de sus conflictos inconscientes a través de la asociación libre.


 << El Psicoanalisis de Freud           ﴾ ∞ ﴿           La Terapia Gestalt >>