Toma el control de tu vida

Por Miguel Rico Lopez.

Puedes imaginarte que esta prueba de control requiere de gran destreza. La gran clave está en no mirar las barreras que vas a encontrar, es decir; obviar lo negativo del camino y encontrar el lado positivo de cada dificultad. Las dificultades se hacen grandes cuando nuestro subconciente es el que lleva el control. Aprender a mantener el enfoque en el camino a seguir es la primera gran toma de decisión de los que tienen éxito. Nuestro cerebro está entrenado por el rigor de los años y los mecanismos de defensa para enfocarse en lo que nos da miedo. Para llegar al Éxito, es menester enfocarlo en los resultados deseados.

Tenemos cinco cerebros en nuestra caja craneal, el primero de ellos es el reptiliano (que es la parte más antigua y primitiva de nuestro cerebro) su función principal es la de mantener la sobrevivencia y no requiere de ninguna evolución. Allí es donde se controla nuestras funciones vitales: La respiración, los latidos del corazón, la temperatura, el balance físico primario, la función renal, etc. Se encarga además de controlar nuestras respuestas al miedo, de prepararnos para la respuesta a luchar, correr, actuar a la defensiva o paralizarnos cuando enfrentamos una situación riesgosa. Al cerebro reptil se le debe la sobrevivencia y es su responsabilidad actuar en ello, por eso está condicionado a apuntar en las amenazas por pequeñas que sean – detecta el peligro y responde de inmediato basándose en instintos. Cuando enfocamos nuestras acciones en la respuesta de este cerebro es cuando de seguro los caballos pierden el control.

Muchas veces enfrentamos situaciones que parecen fuera de control, y que nuestro reptiliano cerebro interpreta como peligro. Cosas relativamente simples como una discusión con la pareja o con algún ser querido, una llamada a media noche que nos pone en alerta y casi al borde del caos, deudas, arrepentimientos repentinos por alguna acción que no pudimos manejar, etc. Eso se nos convierte un peso extra, y si no logramos manejar bien esos caballos, que será de nosotros? Tendemos de manera natural a darle vueltas al asunto, enfocándonos en el problema y pasando por alto la solución, carecemos de un pensamiento lateral objetivo. Es por eso que tanta gente cae en el mismo círculo sin hallar una solución verdadera, Los problemas no son “Problemas”, son oportunidades de crecimiento.

Es posible entrenar la mente para enfocarla en encontrar respuestas positivas, es posible concebir una solución, podemos ser más asertivos frente a situaciones difíciles. En nosotros esta la respuesta!

Te propongo tres herramientas para poder Coachiar tu mente y salir adelante frente a cada situación, así con ello poder generar otra visión de la realidad:

1.       En el pre-conflicto: PENSAR-MEDITAR.. meditar es una gran solución antes de. Pensar es una buena intención para tomarse un tiempo de reflexión positiva. La meditación acalla el rumor interno y distiende las situaciones. (Pregunta por las meditación reflexivas).

2.       En el conflicto: SANACION–GRATITUD. Aliviarse de los puntos de vista es de gran ayuda, agradecer la oportunidad para crecer es vital. Existe una grave enfermedad llamada “Punto de vista” y su síntoma mas notorio es “Estoy seguro de ello”. Las amenazas enfocan nuestra mente en el escape, no en la solución. Al tomar el control sobre lo que “yo creo” y abrirse al “tú que opinas” nos damos el valor de aceptar. Escribir o dibujar la situación es de gran ayuda. Agradecer es una tabla de salvación. Enfocarse en la solución, no en el problema.

3.       En el pos-conflicto: ACEPTACION–PERDÓN. El pasado es pasado y ya. Invertimos mucha energía en recordar el dolor causado y alejar la sanación. Cerrar los ojos al ayer y mirar para adelante con optimismo. Aceptar y Perdonar es involucrar positivamente a los actores de la situación.

Enfocarnos en el resultado y no quedarnos en el camino es la solución, mantener el control sobre los sentidos y los sentimientos es la herramienta. A donde queremos llegar? Esa es la pregunta mas importante. Abandonar ese miedo es de gran ayuda, ese miedo a sentir y creer en la única verdad absoluta “Sentir”

¿Quieres soluciones? ¿Quieres crecer? ¡Consúltanos Gratis!


SOBRE EL AUTOR: 

Maitri Asana Das 
Maitri Asana es un escritor independiente cuya pasión es observar a las personas y aprender una lección de cada encuentro. Es Psicólogo Universidad Nacional de Colombia. Coach Vivencial y Motivador en Desarrollo Personal. Comunidad Budista Kalyanamitra de Shambala. Miembro de la Familia Vrinda, discipulo de B. A. Paramadvaiti Swami Maharaj. Conéctese con el en  Coach Life, un blog de autodesarrollo para buscadores espirituales, donde comparte sus pensamientos de manera permanente.


 << La Meditación Como Sanación           ﴾ ∞ ﴿           MAs Acción, Menos Palabras >>