Trastorno Antisocial De La Personalidad

Por Miguel Rico Lopez - Psicologo


Primera Parte

En varias ocasiones, he escuchado como la gente, hace uso indebido de la acepción “antisocial” para referirse a las personas que pueden presentar dificultades para relacionarse, o porque consideran que no les gusta estar en grupos, o que les cuesta trabajo crear relaciones con otros humanos. Erróneamente se usa para definir a “personas retraídas y selectivas”

Nada más lejos de la realidad definitoria del término.

La palabra ANTISOCIAL, usada adecuadamente en psicología, designa una conducta humana totalmente diferente, refiriéndose a “trastorno de personalidad antisocial que tiende a vincularse a comportamientos contrarios a las normas sociales” que propician el rompimiento de las leyes, ignorando sin detenimiento los derechos ajenos, favoreciendo los personales.


Tambien te podria interesar: Agorafobia: miedo a perder el control


Trastornos de la personalidad

Nuestra identidad, se va construyendo a medida que nos vamos desarrollando como seres humanos. Muchos de esos valores son condicionados por miembros mayores de la familia o la comunidad y que basados en creencias, se nos van incorporando a manera de códigos a partir de la infancia, reforzándose en la adolescencia y arraigándose en la juventud. Para lograr llevar a cabo este aprendizaje social, probamos y adquirimos valores, asumimos como propios creencias, seguimos ideologías, copiamos apariencias que favorecen, que al final logremos determinar quiénes somos, desarrollando un yo que idealiza lo que queremos ser, determinando así un modo propio de ver, actuar, comprender, interpretar y actuar con el entorno social. A este esquema elaborado y congruentemente invariable, que define nuestra forma de ser, lo denominamos como “personalidad”.

Al ser individuos psicológicos, esta personalidad, que se ha elaborado a lo largo del trasegar en el ciclo vital, estamos propensos a que esta construcción repercuta en algo extremadamente desadaptativo, causando por su inflexibilidad, una continua rutina de sufrimiento a quien la presenta, obstaculizando una sana integración en el ámbito social, cultural, laboral y personal.

A estos considerados trastornos de la personalidad, no les sobran estudios, logrando con esto, categorizar “patrones desadaptativos de comportamiento”, que según los estándares de pensamiento, emoción y comportamiento que tengan quienes lo padecen, se resumen con definiciones sus conductas propias para cada caso.


Tambien te podria interesar: Tecnicas Para Una Sana Comunicacion

Han sido divididos en tres grandes clústeres o grupos, y comparten entre si, algunas características comunes asi:

·       Clúster A. En este grupo, se hallan los patrones comportamentales considerados como excéntricos enlistando en este primer casillero, el trastorno paranoide, esquizoide y esquizotípico.

·       Clúster B. Se encuentran los trastornos caracterizados por la presencia de dramatismo, emotividad y/o inestabilidad. Entre ellos encontramos los trastornos de la personalidad límite, el histriónico, el narcisista, y el que nos ocupa en este post, el mal entendido trastorno antisocial de la personalidad.

·       Clúster C. En esta casilla, reposan los comportamientos temerosos y ansiosos como en el caso del trastorno por evitación, por dependencia y obsesivo-compulsivo de la personalidad.

psicopatasjpg

Trastorno antisocial de la personalidad

¿Que es Trastorno de personalidad antisocial?

Es un patrón de comportamiento que se caracteriza por la inatención, violación y ruptura de límites de los derechos ajenos en favor de los propios, generalmente hace su entrada antes de los quince años de edad, y que afecta una importante fase del desarrollo psicosocial. Generalmente esta apatía se manifiesta, derivando en conductas de diversos tipos, que contienen, conductas criminales castigadas por los códigos penales.


Tambien te podria Intesar: Tecnicas En Solución De Conflictos

Quienes padecen este trastorno, pueden presentar en su personalidad rasgos muy notorios como:

·       Bajo nivel de amabilidad

·       Falsa o nulos atisbos de responsabilidad,

·       Notorio gusto por el sufrimiento ajeno

·       Gusto creciente por las peleas y disputas con otros individuos y con el sistema social.

Sus mayores y más significativos rasgos son:

·       Ambición por lo no propio

·       Excesiva independencia,

·       Poca tolerancia a la frustración,

·       Muy baja sensibilidad a los sentimientos de los demás

·       Un muy elevado nivel de impulsividad.

·       Necesidades derivadas de la justicia por mano propia,

·       Actuar sin pensar en consecuencias de sus actos

·       Nula observación sobre el daño para ellos mismos y para con los demás.

Poseen características narcisistas, son extravertidos superficialmente, desarrollan una facilidad para relacionarse sin profundizar, son aparentemente encantadores, se relacionan fácilmente pero solo a nivel externo, le dan excesiva importancia a sus propias necesidades, siempre por encima de los demás, usan el engaño como artimaña y la manipulación para alcanzar sus obsesiones.


Tambien te podria Interesar: Hitler Guarro y Mujeriego

Son extremadamente inestables, pues no gozan de una adecuada planificación para el futuro, y son incapaces de considerar repercusiones de sus acciones a largo y corto plazo. No adquieren compromisos serios pues son altamente irresponsables,  Es por ello que en general son irresponsables y les cuesta hacerse cargo de aquello que suponga un compromiso. Los individuos que presentan este trastorno de la personalidad antisocial, tiene severos y delicados problemas al intentar adecuarse socialmente a nivel personal, laboral, cultural y social.

De allí que por lo general padezcan de depresión, problemas tensionales, ansiedad y adicciones a sustancias o actividades.

Este tipo de trastorno, es el más propenso a la realización de conductas criminales; aun así hay que tener en cuenta que esta actitud no significa que todos los criminales sean antisociales ni que todos los antisociales sean criminales.


Publicidad
1png

¿Cuáles son las posibles causas?

Establecer una causa común es un proceso muy complejo, igual ocurre con el resto de trastornos de personalidad es indispensable tener en cuenta la gran diversidad de variables, teniendo presente que la construcción de la personalidad es un elemento continuo que se da a lo largo del desarrollo humano.

Podríamos hablar entonces de hipótesis aceptadas.


Espera la segunda Parte de este post...

Ser Feliz Es Gratis


 Anterior - Establecer Objetivos Claros


Anandamida, la Marihuana humana - Siguiente